1ª visita GRATUITA
917 81 00 81

¿Es posible afinar el rostro extrayendo varios dientes?

Hace unas semanas se aseguraba en varios medios que Kim Kardashian había decidido quitarse varios dientes para así conseguir afinar su rostro. Según los tabloides, su dentista le había quitado dos piezas dentales de la parte posterior de la boca para intentar estrechar su cara. Días mas tarde los mismos tabloides se encargaron de negar esta noticia.

La celebrity Kim Kardashian
La celebrity Kim Kardashian (Flickr / evarinaldiphotography – imagen con licencia CC BY-SA 2.0).

A pesar de que Kardashian no ha recurrido a este remedio para conseguir adelgazar su cara, muchas personas siguen pensando que quitándose dientes pueden conseguir afinar el rostro sin darse cuenta de que puede ser más perjudicial que beneficioso para su salud.

La estructura esquelética se ve modificada por la extracción de muelas pero, evidentemente, no está recomendado en ninguno de los casos, a no ser que sean las muelas del juicio y solo si estás no tienen suficiente espacio y no se pueden cepillar adecuadamente.

Perder una de las muelas provoca que los dientes adyacentes se inclinen ocupando ese espacio. Esto hace que, en el momento en el que la dentadura empieza a recibir las cargas de la masticación, se creen bolsas periodontales por trauma: en el hueco de la muela perdida se comenzará a impactar comida y restos que son muy difíciles de cepillar lo que, a medio-largo plazo, va a hacer que esa bolsa periodontal profundice, se pierda soporte y el hueso, se retraigan las encías y, finalmente, se pueda llegar a perder esa pieza dental. Si al perder un diente no lo restituimos es habitual que, de manera progresiva, se puedan perder el resto de los dientes.

Además, al quitar un diente, si este no se va a sustituir, es necesario quitar también su antagonista ya que a medio plazo también puede perderse, generar anomalías en la función por culpa de los contactos prematuros y provocar problemas articulares.

Jugar con los torques

Los torques son las inclinaciones en sentido transversal de premolares y molares dentro del hueso maxilar. Jugar con ellos sí que puede llevar a modificar la sonrisa haciendo que esta parezca más ancha o más estrecha y, en consecuencia, afinar el aspecto del rostro.

Estos cambios pueden ser funcionales, soportables por el organismo, si la inclinación es tan solo de unos pocos grados arriba o abajo respecto al plano oclusal.

Bichectomía, la solución más recomendable

Más allá de la extracción de dientes, que no está recomendada, existe una operación estética que sí que puede ayudar a modificar la anchura del rostro. Esta es la extracción de las bolas de Bichat, unos paquetes grasos alojados en las mejillas. Su extracción permite eliminar la grasa de las mejillas y, de esta manera, redefinir el óvalo facial, acentuar los pómulos y afinar el rostro.

Las extracción de las bolas de Bichat ayuda a afinar el rostro
Las extracción de las bolas de Bichat ayuda a afinar el rostro.

Las bolas de Bichat nunca vuelven a salir, por ello esta operación tiene la ventaja de que dura toda la vida. La intervención se realiza mediante unas incisiones internas lo que evita cualquier tipo de cicatriz visible.